martes, 7 de febrero de 2017

9 consejos para vender una vivienda en España

Vender casa, casa vendida
Hay mucha gente que piensa que hasta que se produjo el estallido de la burbuja inmobiliaria en España, vender una vivienda era una tarea sencilla y un negocio realmente redondo, por mucho que la mayoría de los vendedores lo único que hacían eran vender su piso o casa para poder mudarse a otro inmueble que igualmente tenía un precio sobredimensionado.

Según diversos estudios, una vez que se pone un piso o vivienda en venta la media de visita antes de vender oscila entre 7 y 8, y el tiempo medio hasta que se cierra la venta es de entre 7 y 8 meses (parece que el 7 y el 8 son los números mágicos cuando se vende un piso).

También conviene saber que existen ciudades donde el plazo de venta es algo superior. Por ejemplo, el exceso de oferta de viviendas en Madrid hace que en esta comunidad autónoma española sea un poco más complicado vender.

Si realmente necesitamos vender nuestra vivienda, ya sea en Madrid o en cualquier otra ciudad de España, estas son nuestras recomendaciones y consejos:
  • Poner la vivienda en venta cuanto antes. No es recomendable esperar a que los pisos suban, van a seguir bajando.
  • Ajustar el precio. Es conveniente poner un precio un poco por debajo del que tienen otras viviendas similares de la zona, estando siempre dispuestos a negociar una rebaja, sin olvidar que podremos indicar a los posibles compradores que el precio ya ha sido ajustado, cosa que podrán comprobar comparando en Internet.
  • Indicar las ventajas de la vivienda. Es aconsejable elaborar una lista con las ventajas que ofrece nuestro piso, sin olvidar señalar los problemas que el comprador va a descubrir igualmente, de esta manera le daremos la confianza suficiente para que piense que no le estamos ocultando nada.
  • Mantener la casa cuidada. Deberemos tener siempre la casa limpia y ordenada ya que puede que tengamos alguna visita inesperada.
  • Realizar un seguimiento de las visitas. Hay veces que hacer una llamada a un posible comprador puede acelerar el proceso de venta y convencer a un comprador dudoso de que nuestra casa es la más adecuada a sus necesidades.
  • Elaborar bien los anuncios. Es muy aconsejable anunciar la vivienda en Internet en el mayor número de portales de anuncios clasificados posible, pero para ello deberemos elaborar un informe completo de nuestra casa e incluir fotos de calidad.
  • Valorar el contratar una agencia. No es algo absolutamente necesario aunque acelerará el proceso de venta. Si decidimos contratar una agencia deberemos exigir que nos expongan claramente cuál va a ser su plan de trabajo, los servicios que ofrecen, la publicidad que van a poner (en Internet y en los periódicos), y qué información vamos a recibir desde la agencia y con qué periodicidad.
  • Fijar las comisiones con la agencia. Es conveniente fijar comisiones por tramos dependiendo del plazo de la venta y del precio conseguido, de esta manera nos aseguraremos que la agencia tendrá interés por vender rápido y lo más caro posible sin que nos empuje a que vendamos a un precio demasiado por debajo del de mercado.
  • No firmar contratos de exclusividad con la inmobiliaria. Si finalmente no tenemos más remedio que firmarlo, el contrato debe indicar claramente el plazo de la exclusividad. Muchos vendedores acaban atrapados por estos contratos de exclusividad por no leerse todas las cláusulas.
Esperamos que si habéis decidido vender vuestra cas estos consejos os sean de utilidad, no es una tarea sencilla pero si tenemos la suficiente paciencia podremos vender nuestra vivienda a un precio adecuado y aceptable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario